Habilitarán muestra sobre el Éxodo Esloveno en el Archivo

Secretaría de Cultura junio 2, 2015 4:25 pm

40- 1exodo (1)

Como parte de las actividades que llevará a cabo el Archivo General de la Provincia en su mes aniversario, se inaugurará el viernes 5, a las 20.30, la exposición “70º Aniversario del Éxodo Esloveno”.

La misma podrá visitarse en la sede del Archivo, Belgrano y Sargento Cabral de Ciudad, de lunes a viernes de 8.30 a 17.45, hasta el 30 de junio. La entrada es libre y gratuita.

Para visitas guiadas, los interesados deberán solicitar turnos al tel 4230194 ó al correo archivogeneral@mendoza.gov.ar

70 años de migraciones
Los primeros días del mes de mayo de 1945, el mundo recuerda la finalización de la terrible segunda guerra mundial. Durante la larga contienda millones de personas perdieron sus vidas, la destrucción de los países de Europa fue casi total, el cambio geopolítico cambió el mundo y otro hecho importante fueron las migraciones de los pueblos.Para muchos comenzaba una nueva etapa de mayor tranquilidad.

Pero esta esperanza no se concretó en Eslovenia, nación de la ex Yugoeslavia, ya que comenzaba uno de los capítulos más tristes de su historia. Bajo las ocupaciones de Eslovenia por parte del facismo de Italia en el este y del nacismo en el norte, existió la lucha por la liberación del pueblo de la ocupación extranjera.

Muchos eslovenos debieron abandonar su patria, se dirigieron hacia Austria y también a Italia. Entre ellos se encontraba la dirigencia intelectual, política, cultural y también la casi totalidad del Ejército esloveno – los domobranci. (Slovenska domobranska vojska).

El éxodo de miles de eslovenos se realizó entre el 5 al 12 de mayo de 1945. La interminable procesión que se dirigía hacia el norte, a Austria, fue apocalíptica. Los 85 km. de camino sinuoso lo efectuaron caminando, algunos en bicicleta, otros en carros, sin alimentos, a veces sin agua, sin descanso, familias completas, con niños y mayores, algunos imposibilitados, caminando hasta el túnel de Ljubelj y el paso fronterizo, para llegar a Vetrinje. Los que cruzaron los Alpes por ese paso, llegaron al sector que quedó bajo el poder de los británicos, aliado de los eslovenos.

Los sobrevivientes que quedaron en Austria, fueron trasladados a los campos de refugiados patrocinados por las Naciones Unidas. Primero a Peggetz y luego a Spittal.

¿Por qué el éxodo?
La opción por el éxodo era necesaria para vivir y cultivar los valores patrios y religiosos. El éxodo les aseguraba la vida. El éxodo fue la opción por la vida.

Los refugiados eslovenos se dedicaron inmediatamente a resolver la mejor forma de convivencia y educación. Se crearon los jardines de infantes, la escuela primaria, técnica y secundaria. Los jóvenes, casi sin interrupción, continuaron su formación, que fue reconocida por autoridades de Europa, inclusive del Ministerio de Educación de Londres. Se escribieron y editaron textos y se editaban periódicos. Se organizaron círculos de lectura, cursos de idiomas y de artesanías, talleres de herrería, zapatería, ropa y juquetes. Una de las barracas se destinó para la capilla, otra para el teatro y música y también una para las actividades sociales de los jóvenes. Se crearon coros de niños, adolescentes y mayores, scoutismo, excursiones y diversas actividades religiosas. La vida cultural fue intensa. A pesar de la falta de recursos, todo se resolvía con creatividad y el apoyo generalizado.

Las nuevas autoridades yugoeslavas siguieron presionando a las autoridades de los campos, con listas de refugiados, para que fuesen entregados al gobierno comunista. Muchos debieron encarar »nuevos éxodos« y salvar sus vidas.

La gran mayoría optó por no regresar a su patria. Durante los años 1948 y 1949 esperaron para salir de Europa y radicarse en distintos países del mundo tales como Estados Unidos, Canadá, Australia entre otros. Muchos eslovenos, especialmente las familias numerosas, fueron aceptadas por Argentina y lograron construir su vida en libertad. Argentina se convirtió en su »nueva patria«. En Mendoza continúan su vida y ya en la tercera y cuarta generación siguen cultivando los valores tan queridos.

La Sociedad Eslovena de Mendoza es el centro que los nuclea, apoya y promueve su actividad, construyendo su futuro y agradeciendo la generosa oportunidad que, sin condicionamiento alguno les ha otorgado la gran oportunidad en la »nueva patria«.