Loading...

Orquesta Filarmónica

Concierto Apertura Temporada de la Orquesta Filarmónica de Mendoza

DSC_2153

El viernes 17, a las 21.30, la Orquesta Filarmónica dará inició a la Temporada 2017 con un concierto de lujo, bajo la dirección del maestro Gustavo Fontana y la actuación especial de Rodolfo Mederos.

Programa

En la oportunidad, la agrupación musical y el destacado bandoneonista interpretarán Volver; Por una cabeza; Melodía de arrabal y Mi Buenos Aires Querido, de Carlos Gardel. También, Oblivión y Milonga del ángel de Astor Piazzolla y El caburé de Arturo De Bassi

Además, se podrá disfrutar de Chau, Osvaldo; El porteñito y El hombre que sueña de Rodolfo Mederos.

Rodolfo Mederos

Bandoneonista, compositor y arreglador; es en cada rincón de sí mismo, un músico con todo el significado y la magnitud de la palabra que lo define. Es su personalidad avasallante la que milita el tango que nos transmite un estilo colmado de esencia y emoción popular, al mismo tiempo que le arranca a cada sonido de sus obras un universo de raíces ondas y de destacado buen gusto.

Desde siempre creyó que el tango no es una mera expresión local, a diferencia de otras músicas de naturaleza más folklórica. Gestado en el Río de la Plata e impregnado de los elementos musicales de la Europa central, se convierte en una expresión capaz de representar el sentimiento de los habitantes de cualquier centro urbano. En otras palabras, no es únicamente la música de la ciudad de
Buenos Aires, sino música de las ciudades del mundo.

Su actividad abarca la composición de obras desde populares hasta sinfónicas, a través de distintas agrupaciones instrumentales, sin olvidar su condición de intérprete colmada de profunda musicalidad y su intensa actividad pedagógica que desarrolla tanto en talleres como en sus publicaciones específicas del bandoneón, la composición y la orquestación del tango.

Gustavo Fontana

Se desempeña actualmente como Director Titular de la Orquesta Filarmónica de Mendoza. Fue titular de la Sinfónica de Bahía Blanca y director Artístico de la Banda Sinfónica de la Provincia de Córdoba (2011/2013) y de la Ciudad de Buenos Aires (2002/2005). Ha dirigido, como invitado, en Uruguay, Brasil, Colombia, Venezuela, Costa Rica, Estados Unidos, Hong Kong, Bulgaria, España y Sudáfrica y en diversas orquestas de Argentina.

En la temporada 2014, contó con compromisos en Montevideo (Filarmónica de Montevideo), Brasil, Taiwán y Estados Unidos. En 2015, dirigió la Orquesta Sinfónica de Mallorca (España) y la OSPA (Brasil). Ha desarrollado proyectos con artistas como Xavier Inchausti, Eleonora Cassano, Carlos Céspedes, Lito Vitale, Emiliano Barri, Darío Volonté, Stanimir Todorov, Mariano Rey, Yigal Meltzer (Israel Philharmonic), Steven Mead, Valentín Garvie (Ensamble Modern Frankfurt), Leo Masliah, Juan Carlos Baglietto, Rodolfo Mederos y Guillermo Fernández, entre otros.

Comenzó su actividad musical como integrante del Coro de Niños del Teatro Colón. Luego, inició sus estudios de trompeta, con el Mtro. Osvaldo Lacunza y de piano y composición con Fermina Casanova. Como trompetista profesional, integró el Israel Philharmonic (Zubin Mehta), la New York Youth Symphony, la OFBA, durante su gira europea y la BSCBA. Realizó sus estudios de dirección con los maestros Charles Dutoit, Cristóbal Soler y Milan Natchev.

Markama tocará junto a la Filarmónica

ofm fila

El viernes 24, la Filarmónica, junto a Markama, ofrecerá un concierto en conmemoración del Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia.

El espectáculo será el próximo viernes, desde las 21:30, en el Teatro Independencia. Estará bajo la batuta del reconocido Pablo Herrero Pondal y, como invitados de lujo, se presentará el grupo Markama.

El repertorio estará compuesto por el “Concierto Andino para quena y orquesta de cuerdas”, de Leopoldo G. Martí, con Lars Nilsson como solista invitado y, luego, habrá un bloque denominado “Markama Sinfónico”, en el que se podrá disfrutar de piezas fundamentales del grupo, tales como Yo pobre, yo huérfano; El cóndor pasa; Azul Tiahuanaco; Estudio charango; Danza y llanto; Camino del indio; Zamba de Anta; Camino de llamas; Cueca larga y Gualicho. Finalmente, Markama ofrecerá algunos clásicos, sin la compañía de la orquesta.

Markama, de Mendoza al mundo

Markama (al pueblo, en lengua quechua) nació en nuestra provincia, durante los primeros meses de 1975. Convocados fundamentalmente por la preocupación de dar forma a un nuevo proyecto musical que atendiera a las raíces populares latinoamericanas, impulsaron individual y conjuntamente el despliegue instrumental como el modo expresivo que los identifica.

Su repertorio está compuesto por obras anónimas, de compositores contemporáneos latinoamericanos y propias de los integrantes del grupo, con una afiliación, en especial, a la música que atraviesa la extensa cordillera de los Andes y, por extensión, al resto del continente.

Markama cuenta con 13 trabajos discográficos, uno de los cuales ha sido editado en Japón. La actividad por los escenarios ha sido vasta, tanto en el interior de la Argentina como en el exterior, con recitales y festivales en la Argentina y diversas giras centralizadas en varias ciudades de EEUU, Europa, Honduras, México, Brasil y Chile. El grupo ha compartido escenario con grandes artistas, entre los que se destacan Peter Gabriel, Bruce Springsteen, Sting y Tracy Chapman y, entre 2010 y 2017, ha realizado extensas giras por Argentina.

Recientemente, Markama realizó una exitosa gira por EEUU, en la que sus integrantes brindaron clases y conciertos en la Universidad de Ohio y en la Universidad de Florida. Una de las presentaciones más destacada fue en la Saint Peter´s Church de Nueva York.

La entrada general tendrá un valor de $50 y se podrá adquirir en la boletería de la sala, Chile y Espejo, de Ciudad.

El jueves 20 la Filarmónica de Mendoza se presentará en el CCK

La Orquesta Filarmónica de Mendoza está lista para partir a hacer su primera presentación en Buenos Aires, que tendrá lugar en uno de los principales espacios nacionales para la ejecución de conciertos: la Sala Sinfónica del Centro Cultural Kirchner, conocida como “La ballena azul”.

Se le da este nombre a la sala, porque su forma, similar a un inmenso globo, o a un zeppelin de concreto, que es contenido por una inmensa malla metálica y que está suspendido del techo y apoyado en unas pequeñas patas, para evitar que las vibraciones de los autos y el subterráneo, que llega hasta la puerta del edificio, interfieran en el sonido de la sala, cuyas condiciones acústicas son impecables. El concierto tendrá lugar el jueves 20 de abril, a las 20.

Este concierto es fundamental en la historia de nuestra orquesta, porque representa un inmenso desafío artístico y lleva al ámbito nacional el trabajo musical mendocino. Para la ocasión se ha previsto un programa que se introduce con obras breves de Piazzolla y que tiene su principal desarrollo con dos obras inmensas del compositor checo Antonin Dvorak: el Concierto para Cello y Orquesta, con Matías Longo como solista y la Sinfonía del Nuevo Mundo. El concierto será dirigido por el Director Titular de la Orquesta, el Maestro Gustavo Fontana. Dado el repertorio que se interpretará, viaja la orquesta completa (74 integrantes), más su director y personal de apoyo, lo que hace que éste sea uno de los viajes de conciertos más grandes que se han hecho desde nuestra provincia.

Al volver de Buenos Aires, la orquesta continuará con su programación habitual, que en las próximas semanas incluye un concierto en Rivadavia, conciertos didácticos y la preparación de la ópera La Traviata, de Giuseppe Verdi.

Movimientos tanguísticos de Piazzolla + Concierto para cello de Dvorak + Sinfonía Nro. 9 de Dvorak
por Ramiro Albino

La música de Astor Piazzolla muestra claramente una equilibrada fusión entre los elementos populares del tango y los procedimientos o maneras discursivas de la música académica. Esto se comprende mejor al darnos cuenta de las particularidades de la formación del músico, y de las influencias de sus maestros. Piazzolla estudió con Ginastera, quien le enseñó a amar a Bach, y a nutrirse de las corrientes europeas más modernas y avanzadas de la primera mitad del siglo XX. Luego de eso fue a continuar su formación en Europa, para volver tras años de búsqueda y crecimiento. Al hacerlo se encontró con un tango pasado de moda, arrasado por las novedades del jazz y del rock, lo que lo llevó a querer modificar y actualizar el género, buscando crear algo que ya había imaginado en detalle. Fusionó elementos y nació un tango intelectualizado, que en un principio fue muy rechazado, hasta que finalmente logró imponerse y sobrevivir.

A principios de la década de 1960 compuso una “Serie de tangos sinfónicos”, a los que luego cambió el nombre por “Tres movimientos tanguísticos porteños”. El estreno fue en Buenos Aires, con una orquesta dirigida por un polaco al que se le atribuye la frase: “es la primera vez que me sentí urgido de bailar una fuga”.

Cuando Antonin Dvorak estaba en su momento de mayor fama y trascendencia en Europa, fue invitado a vivir a los Estados Unidos de América. La oferta era tentadora y bien paga: se fundaba el Conservatorio Nacional de Música, y las autoridades opinaban que en aquel país no existía una tradición musical sólida, motivo por el cual querían un europeo a cargo de la institución. Aceptó el cargo y se instaló en ese país durante tres años. Si bien su tarea era eminentemente de gestión y docencia, se las arregló para continuar con su tarea de compositor.

Viviendo lejos de su tierra, el compsitor sentía una fuerte nostalgia, que pareció reforzarse con una visita que hizo en 1893 al pueblo de Spillville, en Iowa, donde había una colonia de inmigrantes bohemios. Al año siguiente, cristalizó su añoranza en música, y comenzó a escribir su concierto para cello, retomando una vieja idea de juventud que había quedado trunca (en su juventud, Dvorak había intentado componer un concierto para ese instrumento, pero el intento quedó en la nada). Una vez terminada la obra, se la ofreció al cellista del Cuarteto Bohemio de Cuerdas, pero éste quería agregar una cadencia de gran virtuosismo que Dvorak consideró innecesario, por lo que el intento quedó en la nada, y finalmente la obra fue estrenada en Londres, en 1896, con Leo Stern como solista, bajo la dirección del autor.

Durante esos años compuso también su novena sinfonía, la “Sinfonía del Nuevo Mundo”, una obra en la que algunos estadounidenses sumamente chauvinistas pretenden encontrar ritmos y melodías de los pueblos originarios de la región, o de los primeros colonos, idea que subsiste en numerosas “leyendas musicales” que se cuentan alrededor de esa obra. Sin embargo, el propio Dvorak aclaró que no hacía citas a lo largo de la obra, sino que pretendía escribir “el espíritu de esas melodías nacionales”.

Mientras estuvo instalado en los EEUU tuvo frecuente contacto con un cantante afroamericano que le enseñó melodías de los esclavos y los colonos, y además nutrió su imaginación con obras literarias de fuerte nacionalismo. Pero la distancia con su suelo natal, y la nostalgia, hicieron que la obra esté llena de elementos bohemios, aunque también tiene melodías de corte americano o de inspiración negra. Finalmente la sinfonía es multirracial, como lo es el país donde la compuso.

Una buena manera de promocionar Mendoza

En esta oportunidad, participará, también, la Reina Nacional de la Vendimia, Victoria Collovati, quien será la encargada de promocionar las bondades de nuestra provincia, a través del material provisto por el Ente de Turismo.

Un grupo de funcionarios del ejecutivo provincial también acompañará esta acción de promoción Turístico-cultural, en uno de los espacios más emblemáticos del arte, a nivel nacional.