Lutherieces, divierte a su público a través de un humor inteligente  

Secretaría de Cultura mayo 24, 2016 3:47 pm

La agrupación formó parte del ciclo “Kilómetros de humor” organizado por la Secretaría de Cultura y demostró el profesionalismo con el que desarrollan el género.

DSC_0150

La compañía de teatro de humor musical interpreta y reinterpreta, versiona y reversiona una selección (muy selecta) de las mejores obras de Les Luthiers, con la consigna de hacer reír y divertir, en base a una producción que mantiene los condimentos que ya son la marca registrada del grupo.

El parecido del nombre de esta agrupación con el de Les Luthiers no es casual. Lutherieces también son, sin lugar a dudas, cultores de un humor apto para todo público, que se sostiene en la cultura, la creatividad y las buenas composiciones.

El grupo viene trabajando desde hace 10 años y ha recorrido en varias ocasiones las ciudades más importantes de Argentina (de Ushuaia a La Quiaca), Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil, Costa Rica y Panamá. Se trata del único grupo autorizado por el célebre conjunto de instrumentos informales a utilizar sus obras como materia prima de sus shows.

El sábado pasado participaron del ciclo de humor federal que lleva adelante la Secretaría de Cultura de la Provincia, con el claro objetivo de acercar propuestas locales a distintos puntos de los Distritos Culturales. Lavalle fue el departamento que recibió la puesta en escena de Lutherieces y cosecho el aplauso cerrado del público que llenó la Casa de la Historia y la Cultura “Juanita Vera” y donde se colaboró con útiles escolares para la escuela Presidente Santiago Derqui.

Minutos antes de su presentación mantuvimos una charla con Marcelo Hernández, director general de la propuesta, quién nos habló sobre la cultura, el humor y su apuesta a valorar la cultura local.

¿Cuál es la apreciación acerca del desarrollo de un ciclo que tenga como protagonista al género de humor?

Nos parece genial que haya una iniciativa de un ciclo de humor, porque de alguna manera siempre el público cuando finalizamos nuestras funciones nos agradece, creo que existe una necesidad de la gente de reírse y pasar buenos momentos.

Se trata de una muy linda iniciativa del Gobierno de la Provincia de Mendoza de acercar a los grupos artísticos que hacemos humor a los departamentos, tiene que ver también con federalizar la cultura con expresiones que son locales, eso me alegra mucho, a veces cuesta un poco por el tema de las distancias porque vivimos en una provincia y un país que es muy grande.

Es la segunda vez que estamos en Lavalle, la primera vez fue en la Escuela Dr. Roberto Zaldivar de Costa de Araujo, para Lutherieces siempre es una alegría visitar todos los departamentos de Mendoza.

Hace unos días nos enteramos que ganamos un concurso del Instituto Nacional del Teatro que se llama Gira Provincial, así es que posiblemente volvamos por Lavalle y hagamos también otros departamentos de Mendoza.

¿Qué opinan sobre la actividad cultural que se desarrolla en Mendoza?

Yo creo que Mendoza tiene una oferta cultural muy rica, gente muy talentosa, hay producciones que son fantásticas y que están por encina de muchas producciones que vienen de fuera. Creo que el tema cultural es muy complejo y creo que no tiene que ver con los eventos, sino que tiene que ver con cómo trabajamos la cultura, con lo que verdaderamente necesitamos representar.

Te lo voy a poner a través de un ejemplo, cuando nosotros salimos lo hacemos para mostrar lo que se hace en Argentina, no salimos a cantar lo que se canta en EE.UU, en España o México. Y a veces es esto lo que nos cuesta un poco entender, no le damos mucho valor a nuestra cultura, a nuestras cosas. Entonces creo que esto es producto de confundir durante muchos años a la cultura con la eventología.

Entonces tenemos festivales folclóricos muy importantes, multitudinarios, donde los artistas locales están en un segundo y hasta en un tercer plano. Las escusas que me dieron nunca me satisficieron. Considero que está buenísimo que vengan artistas de fuera, pero no creo que del gobierno, ya sea provincial o municipal, tenga que hacerse cargo de ese costo.

¿Cómo definen el humor, que en su caso es la materia prima de sus espectáculos?

El humor tiene muchas explicaciones científicas, nosotros con Lutherieces trabajamos muchísimo una parte del humor, que tiene que ver con el humor inteligente. De hecho nos hemos especializado en lo que comúnmente se llama risoterapia, es decir que hemos investigado incluso porqué la gente se ríe, desde el punto de vista filosófico, psicológico, desde la neurociencia y creo que el humor tiene que ver con un estado de bienestar general en el que nos sentimos con energías, con ganas. La risa es un productor natural de endorfinas y con ella se ejercitan más de 400 músculos.

Existente una opinión muy difundida de que el mendocino es un público conservador. ¿Cómo creen que es la relación de ustedes y el público mendocino en este caso?

Yo tengo que decirte que nosotros somos unos mimados por el público, porque la gente de Mendoza recibe muy bien nuestras propuestas. No nos podemos quejar realmente. Creo que esta cuestión de que nadie es profeta en su tierra, en Mendoza se nota, los mendocinos somos así. Pero esta bueno porque ese  nivel de exigencia te permite que cuando vos salís de Mendoza, las cosas que funcionaron aquí, funcionan en cualquier lugar. El público de nuestra provincia es muy exigente, muy preparado y no se come cualquier buzón, entonces actuar y trabajar para ese público es un desafío muy interesante.

En esta oportunidad el espectáculo rinde un homenaje especial a Daniel Rabinovich, ¿nos podrías decir porque toman esta decisión?

El homenaje a Daniel Rabinovich, de quien voy a seguir diciendo que es mi amigo, se debe a que es una persona a la que aprecio mucho y que tuve la oportunidad de compartir muchas cosas con él. Un fundador de Les Luthiers, realmente un ícono de la cultura.

Cuando fue su fallecimiento, allá por agosto, me hicieron varias entrevistas y yo dije algo y puse de ejemplo esta Casa de la Cultura que se llama Juanita Vera, una música y una mujer a la que admiramos mucho. Yo decía: que bueno que muchos lugares se llamen verdaderamente como los artistas, qué bueno sería encontrarse con la calle Rabinovich o el centro Cultural Daniel Rabinovich, que es un tipo que ha hecho mucho realmente por la cultura durante más de 50 años.